Vender nuestros datos, ¿la solución a la falta de privacidad en Internet?

Vender nuestros datos, ¿la solución a la falta de privacidad en Internet?

La privacidad de nuestros datos en Internet está siendo cuestionada duramente, a raíz del escándalo de Cambridge Analytica. Varios expertos afirman que si la privacidad deja de existir, la mejor solución es tener derecho a vender nuestros datos.

La privacidad en las redes sociales y en Internet en general está siendo duramente cuestionada a diario. Las personas cada vez tienen más aversión al posible robo de sus datos personales, que las grandes empresas pueden ejercer con sus usuarios.

Pero, ¿cómo podemos parar esto? La defensora de los derechos de datos Brittany Kaiser, la cual ha testificado este año para explicar cómo Cambridge Analytica había hecho uso de los datos de millones de usuarios de Facebook, afirma que si la privacidad ya no existe, entonces las personas deberíamos tener al menos el derecho de sacar provecho de nuestra propia información personal.

“La privacidad no existe en una era de crisis posterior a Facebook”, explicó Kaiser en la cumbre Bloomberg Sooner Than You Think en Singapur.

Así quiere Facebook evitar nuevos problemas de privacidad

Esta opinión está generalizándose entre otros expertos, así como entre usuarios de diversas redes sociales como Facebook. Las grandes empresas en línea como Google se apoyan en los datos que las personas han compartido sin ninguna compensación económica a cambio.

Así, Kaiser afirma que “los activos digitales que produces todos los días son tu propio valor humano. Deberías ser capaz de poseerlos y deberías poder compartir la monetización de eso.”

 

Tus datos personales te pertenecen

Tener la propiedad y el control de todos tus datos debería ser indispensable, desde tus tendencias políticas, tus registros médicos y hasta las búsquedas de los productos que más te interesan. Con este almacenamiento de tus datos cada persona podría decidir qué hacer exactamente con ellos, y no que otros lo decidan por ellos y obtengan todo el beneficio por ello.

Al tener almacenados nuestros datos, podríamos decidir si queremos venderlos, darles un uso limitado a cambio de recibir un servicio gratuito (como por ejemplo Facebook) o guardarlos de forma privada sin compartirlos con nadie.

En la Unión Europea el Reglamento general de protección de datos tiene como principal cometido proteger los datos personales de los usuarios en Internet. Es decir, se han impuesto normas más estrictas para la salvaguarda de los datos frente a las empresas.

Como afirma Kaiser, los datos deben ser tratados como otro bien material que poseen los usuarios y que no deben ser robados: “Al igual que con Airbnb: si alguien va a utilizar sus activos físicos, esperará acordar un precio y lo que harán con él antes de entregar las llaves de su casa”, explica.

Así que, si la privacidad va a dejar de existir en Internet, ¿por qué no sacamos al menos beneficio de ello?

Fuente: http://www.ticbeat.com


CEO / Fundador. Analista, Experto en Sistemas de Información. Web Master Profesional. Predicador / Conferencista. Asesor / Consultor. Catedrático Universitario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *